“Los chicos que vivían en la cuidad nos tenían miedo” de Luisa Castro

 

Los chicos que vivían en la cuidad nos tenían miedo.

Levantaban hermosos castillos en la playa

por un minúsculo puzzle Michelín,

hinchaban globos durante horas,

paseaban el espigón, comían pececitos con sabor a gasoil.

Los besos temerosos de los chicos de la cuidad

sabían a gasoil, napolitanas

y miedo.

Cuando mi primos amenazaba con su presencia

los chicos de la ciudad se ponían los chubasqueros

y corrían a refugiarse En castillos altísimos de virtuosas construcciones.

solitarios.

Nosotros no teníamos tiempo para puzzles ni castillos:

Respetábamos la arena.